La decisión: ¿¿¿ Un startup para ser millonario a los 30 ???

Antes de iniciar a hacer una startup, me encuentro con muchas personas buscando en su interior una razón para dejar de hacer lo que están haciendo y dedicarse a ser emprendedores. En la mayoría de las veces, estas personas no paran de citar a Steve Jobs, Elon Musk, Larry Page, Paul Graham, etc., e idealizan el proceso de hacer una startup digital como un camino super fácil y rápido para volverse millonario a los 30 años de edad. Para ellos, lo mínimo que va a suceder es que van a hacer un app que vendan por un par de millones de dólares. Encuentro también que son personas que solo leen acerca de cuánta plata vendieron una compañía o en cuánta plata está valorada e ignoran que el camino para llegar allá solo tiene una fórmula: Mucho trabajo y mucha convicción.

En mi experiencia, la visión de hacer una startup fácil y rápido que muestran los medios ha dado una imagen del emprendimiento que puede frustrar a muchos si lo hacen por razones poco realistas. Sin embargo, dándole el beneficio de la duda a esta visión, déjenme contarles la realidad de hacer un startup para ser millonario fácil y rápido a los 30 años. Lo primero que les debo decir de manera desafortunada es que no es ni fácil ni rápido: 9 de cada 10 startups fallan. Basado en este argumento, y asumiendo un escenario optimista en donde cada intento no es mutuamente excluyente del siguiente (pues uno aprende de los errores del intento anterior), podríamos suponer que en el décimo intento hacemos una startup exitosa. Tomando en cuenta que cada intento puede tomarnos de 6 meses a 1 año en promedio, eso quiere decir que podría tomarnos 9 años en el peor de los casos iniciar la startup que será exitosa. Si además de eso, asumimos que puede tomar 4 o 5 años para que nuestra décima startup pueda venderse, nos puede llegar a tomar hasta 14 años ser millonario (Difícil si no empezó antes de los 16 años). Podríamos hasta correlacionar esto con la edad promedio de los empresarios digitales en Estados Unidos: 39; puedo imaginar que desde los 20 están trabajando en sus objetivos.

Está bien, seamos millonarios no a los 30, pero a los 40. ¿Ha pensado en su costo de oportunidad? En 14 años si usted es un buen programador por ejemplo… podría ganar por su trabajo en latam… (5 años*1.500 usd*12 + 5 años*3.000 usd*12 meses + 5 años*5.000 usd*12 meses) = unos 570.000 usd que bien administrados podrían ser más y convertirse en 1MM de usd, los cuales en Latam alcanzan para vivir muy bien. En otros casos, alejados de industrias tradicionales y más hacia la industria digital, usted puede buscar ser uno de los primeros empleados de una startup exitosa (p. ej. Dropbox o Facebook hace unos años). Para ser más específico, las acciones del empleado #100 de Dropbox valían 10MM de usd después de 8 años de trabajo, las del empleado #100 de Facebook valían 200MM de usd en el 2.016, y las del empleado #1.000 unos 20MM de usd después de 7 años de trabajo. Está bien, no es el caso de Latam. Igualmente, y aunque los montos no son tan grandes, conozco casos de programadores que en 3 años de trabajo tuvieron ganancias por usd 100.000 adicionales a su salario en startups que han sido vendidas en Latam.

No quiero desanimarlos y les diría mentiras si les digo que no se puede hacer dinero con startups digitales. En mi caso llevo 6 años, 7 intentos de startups, dos de las cuales se podrían convertir en salidas por una cantidad interesante (>1 MM de USD) – ojo con el término podrían, eso quiere decir que hay una probabilidad que no ocurra. Hasta ahora no soy millonario ni planeo serlo. Si lo fuera así, no imagino lo frustrado que estaría por no haber logrado tal objetivo. Y justo ahí es a dónde quiero llegar. Hacer una startup es una actividad que toma tiempo y muchos sacrificios. Por eso creo que si se van a lanzar a construir una startup no lo hagan por dinero fácil y rápido. La probabilidad de frustración es enorme y, si esa es su motivación realmente, hay otras formas de hacer dinero con menor riesgo y más rápido.

¿Por qué hacer un startup entonces?

(1) Me encanta la complejidad detrás de este trabajo. Hacer startups es de las actividades más complejas a las que me he enfrentado. En solo 6 años siento que he trabajado más de lo que había trabajado y estudiado en los 24 años anteriores (en realidad 27 jaja) y eso me hace sentir más vivo que nunca. Esta misma complejidad está correlacionada con aprender. Todos los días hay retos diferentes y me ha llevado a ser unos días ingeniero de sistemas, otros administrador, coach, mentor, mensajero, mecánico automotriz, agente de viajes, arquitecto de software, chef, practicante, turista, expositor, profesor, empleado, jefe, y en otros, un líder. No recuerdo la última vez en la que haya pensado cosas como “no estoy aprendiendo nada…”, “¿estudié un montón de cosas para no aplicarlas?…”, “no siento que avanzo en mi vida”, “quisiera hacer otras cosas”, etc… Adicionalmente, cuando uno mira hacia atrás y se da cuenta de todo esto entiende que aún si fallas haciendo un emprendimiento, esto te convierte en una persona muy competitiva en cualquier sector. Como les mencioné, en este momento estoy haciendo otra startup (de ahí el nombre del blog) y en el proceso decidí tomarme 3 meses de mi vida para encontrar la siguiente idea. Durante este periodo, nunca me imaginé el perfil que había construido y cuán factible sería para mi conseguir un trabajo con un salario 7x más grande que hace 6 años cuando dejé de trabajar (pero ya se me convirtió en un vicio hacer startups jeje).

(2) Me encanta trabajar por un propósito en el que yo decido creer. No se imaginan lo que significa trabajar con un propósito definido. Dos de cada siete noches me quedo pensando en mi startup y no puedo dormir. A veces siento envidia de mi esposa quien sí puede dormir bien jaja. Siento como mi mente anda a mil pensando cómo resolver los temas de mañana e imaginándome a dónde puedo llegar si sigo haciendo lo que hago. Cuando esto sucede, naturalmente llegas a convencer a otras personas de creer en tus ideales y tus pensamientos, y cuando eso pasa: Tienes un equipo que cree en ti por cosas diferentes a un salario. Y eso definitivamente es super satisfactorio. Empiezas a construir casi una familia y, en mi caso, me involucro a nivel personal con cada uno y terminas haciendo un ambiente no de trabajo sino de cumplir una misión. En este estado, las personas y el equipo llegan a ser cosas impresionantes. Y ahí sí vale la pena citar a Facebook, Uber, Airbnb, etc…

(3) Me encanta ver en primera fila, y sobretodo, tener claro el impacto de mi trabajo. Cuando trabajaba, recuerdo preguntarme todo el tiempo por qué lo hacía. Preguntas como ¿cuál es mi impacto en el mundo?, ¿por qué alguien me recordaría si me muero mañana? estaban constantemente en mi cabeza. Pensaba cosas como “lo único que hago es satisfacer a X cliente de la empresa y ya”, “mi objetivo es hacer más dinero para la empresa, y después qué?”. Siempre que me preguntaban ¿qué harías al terminar de trabajar a los 60 años? respondía cosas muy diferentes a las que estoy haciendo, p. ej. “irme a una playa a descansar, ayudar personas, etc…”. Creo que son preguntas que surgen naturalmente cuando se toman decisiones sin ver todas las variables que nos afectan como personas. Una de las cosas que me permitió ver más de estas variables fue ver el impacto de mi trabajo de primera mano. Me hizo entender qué me gustaba de lo que hacía y voltear la mirada hacia mi lado personal, el cual es mi siguiente y último punto.

(4) Me encanta crecer personalmente. Todos los trabajos tradicionales se tratan de actividades que uno hace para una empresa determinada. En muy pocas empresas las personas de recursos humanos se toman el trabajo de pensar en un plan de crecimiento para el empleado que va a entrar en la compañía. Esto le deja a uno muy poco tiempo para pensar en uno mismo. Esto es todo lo contrario cuando haces un startup. Se trata de cómo a través de conocerse a uno mismo se puede construir y ejecutar algo junto a un equipo que sigue nuestros ideales. De alguna manera siento que en cada startup imprimo una parte de mi que descubro en el camino que sigo. Muchas veces eso también genera soledad, mucha de hecho (Me ayuda mucho que mi esposa, mi familia, y mis amigos estén al lado mío para apoyarme). Pero al final, después de hacer lo que hago puedo responder que cuando tenga 60 años o, si todavía existe la pensión, cuando me pensione, haré exactamente lo mismo que hago ahorita: construir startups.

Al final de todo, escribí esto como primer post porque creo que el primer paso para comenzar un startup es conseguir la convicción de hacerlo (lo siguiente es mucho trabajo). Yo gasté 7 años en encontrarla, incluso después de cuasi haber iniciado a hacer un phD en ingeniería de sistemas y seguir una vida académica. Leyendo al respecto encontré que la mayoría de artículos tratan de evitar una visión realista del tema y solo hablan en términos de usd. En mi caso, esas 4 cosas que listé anteriormente las encontré haciendo startups y valen mucho más que el dinero sobre la mesa que se puede generar haciendo compañías.

  • Maffe Sierra Ospina

    Empece a leer sobre este tema y acabo de entender que llevo 4 meses con mi propia Startup y no me había dado cuenta. Lucharé para que se mantenga y crezca exponencialmente. Tengo 25 y pienso coronar a como de lugar. Gracias y muchos éxitos.

    • Camilo Jiménez

      Hola Maffe. Seguro encontrarás el camino. Lo bonito de esto es que no importa la edad. Ójala yo hubiera iniciado a hacer Startups siendo tan jóven 😀

  • Me encanta tu blog cuando se deja de considerar un Starup.? tengo mi micro empresa Sol y Luna medios desde hace 18 años empresa de enprendimiento de promocion destino mediante medio impreso mapas y folletos amo ser Starup amo ser emprendedor.

    • Camilo Jiménez

      Hola Beatriz, gracias por el comentario 🙂 … Si nos vamos a la definición que da YCombinator y de hecho con la que estoy de acuerdo, se habla de Startups digitales como aquellas compañías que logran tener un hiper crecimiento o hyper growth en inglés en donde tus ventas o tus usuarios pueden multiplicarse fácilmente x10 cada año usando tecnología. Es increíble cuando logras experimentar ese crecimiento y desde todo punto de vista pone a prueba tu empresa y tu vida en todo sentido. Habiendo respondido tu pregunta, qué bueno que lleves tanto tiempo haciendo tus propios negocios 😀

  • Hernán Jiménez

    Ser emprendedor es entrar en la mejor universidad de crecimiento personal, para mi hasta espiritual, encontravia de lo q dice todo el mundo, la mejor forma de encontrar la idea o la startup q cambiara tu vida es dejarla de buscar…

  • Bibiana Ortegon

    Hoy despues de batallar y saber que mas de un impuesto e inversiones se carcumen tu starup, quisieras dejarlo todo y volver a trabajar por los sueños de los demas. Pero te encuentras con este articulo… Y te dan motivos para seguir adelante porque tu interes no es el dinero sino lo que haz aprendido y la gente que ha confiado en ti. Gacias…

    • Camilo Jiménez

      A ti por tomarte el tiempo de leer el post

  • Juan David Patiño

    Camilin! Que nota de blog! Claramente la motivación debe ser diferente al dinero! Los cuatro puntos que expone son bien buenos!

    Siempre y el gran miedo es y será dar ese primer paso, renunciar a la comodidad y adentrarse en ese mundo!

    Que buen post

    • Camilo Jiménez

      Adéntrese que se necesitan perfiles competitivos como el suyo! 😀

  • Víctor Hugo Vela Pinzón

    Camilo.! Un saludo cordial. Excelente post.!! En pocas ocasiones se encuentran escritos tan claros y ciertos como éste, en temas de emprendimiento. Ser emprendedor va más allá de aprender cada día, es apasionante y definitivamente algo que uno debe hacer, por volver una visión, realidad. A seguir adelante con cada prueba y oportunidad de crecer. Gracias.!

    • Camilo Jiménez

      Gracias Victor, en los siguientes posts voy a hablar de la visión y cómo eso determina el equipo con el que usted trabaja. Saludos!